Expectativas locales en tensión ante la fuerte escalada del dólar

Spread the love

Calma oficial y espera privada para tomar definiciones. Desde el gobierno transmitieron tranquilidad en función de tener una administración previsible, equilibrada y sin deuda en esa moneda. Desde la Bolsa, FECORR y FEC observan el día adía de la divisa.

Un explosivo combo de dólar alto y suba de las tasas de interés encendió las alarmas en todo el país. Con el cierre de la divisa norteamericana en 23,50 pesos para la venta al público hay preocupación de que “si se mantiene en estos niveles” ese incremento se traslade a los precios, expresaron voces del sector privado.
Desde el Gobierno transmitieron tranquilidad ya que “Corrientes no tiene deuda en dólares”, aunque en el Ministerio de Hacienda también se observa la situación por su eventual impacto en la actividad privada.
El Ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres, el titular de la Federación Empresarial de Corrientes (FECORR), Luis Malgor, el representante de la Bolsa Confederada, César Zanone, y el referente de la Federación Económica (FEC) Daniel Filigoi respondieron a las inquietudes de periodistas de época sobre la impactante escalada de la cotización de la moneda estadounidense en una jornada de inestabilidad.
Analistas nacionales y los consultados en Corrientes coinciden en señalar que la instrumentación de impuestos a la renta financiera para inversores extranjeros es una de las causas por las cuales aumentó la demanda de la divisa y su precio.
Ni la intervención del Banco Central que, sólo ayer, vendió 400 millones de dólares, alcanzando los US$7.000 millones sacrificados de las reservas en dos meses, ni el retoque a las tasas de referencia, que alcanzaron 33,25%, frenaron la escalada.
Ante esa situación, en Corrientes todavía esperan a “ver qué pasa en los próximos días” para tomar definiciones más concretas, aunque adelantaron que su preocupación es por “el eventual traslado a los precios”, porque “casi todo lo que compramos tiene componentes dolarizados”, según explicó Luis Malgor, de la FECORR.
El ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres, también consideró prudente esperar a la evolución de los acontecimientos, pero dejó trascender su inquietud ante la posibilidad de que suban precios en la economía del país y su correspondiente impacto en el desenvolvimiento correntino.
Vaz Torres destacó que “a diferencia de otras provincias, Corrientes no tiene deuda en dólares”, por lo cual minimizó el impacto de la suba de la divisa norteamericana a nivel administrativo local.

El Ministro de Hacienda también expresó su confianza en las herramientas que tiene el poder central para frenar la escalada de la divisa norteamericana. “No creo que sea una corrida”, enfatizó y fundamentó esa apreciación en el hecho de que “hay suficientes reservas en el Banco Central” para afrontar cualquier contingencia en ese sentido.
Afirmó que el salto que dio ayer el billete verde “tiene que ver con el gravamen que pesa sobre la renta financiera para inversores externos y al retiro de algunos inversores hacia la moneda estadounidense”; todo eso agregado a que Estados Unidos aumentó sus tasas de referencia y está mostrando una solidez económica que atrae a los inversores.
A la hora del impacto en la economía real los consultados coincidieron en expresar preocupación por la posibilidad de que este aumento complique el financiamiento de emprendimientos y proyectos estatales de todo orden.
Para Daniel Filigoi de la Federación Económica de Corrientes, las subas en la moneda estadounidense “tienen implicancia en el costo de vida porque todos los componentes importados se encarecen”, aunque aclaró que como contrapartida hay más ventaja a la hora de exportar, sobre todo en las economías regionales”.
De todas formas también recomendó aguardar unos días para verificar si la suba es una tendencia definitiva. “Habría que ver si esto no es una pulseada de los especuladores con el Banco Central para ver hasta qué punto está dispuesto a sostener el tipo de cambio en estos niveles”.
Para César Zanone de la Bolsa de Comercio Confederada de Corrientes es razonable esperar que la situación decante porque sobre caliente “es muy difícil dar una opinión certera”, aunque admitió que se crean expectativas complicadas, porque “si todos los operadores creen que va a continuar para arriba, corremos todos a comprar y se presiona a la suba”.
Respecto del traslado a los precios reflexionó: “Cualquiera puede aumentar sus precios, pero eso depende de si tus clientes te convalidan esa suba”.
La inflación y su vínculo con el déficit fiscal tampoco fue dejada de lado, ya que se considera parte del cóctel que provocó la inestabilidad de la divisa norteamericana.
Al respecto, los consultados fueron cautos a la hora de definir las medidas que se deben tomar “porque están en juego situaciones sensibles como la asistencia a los sectores más vulnerables de la sociedad y la cuestión de las tarifas que hacen a la eficiencia de los servicios públicos”, aunque admitieron que es difícil sostener el gasto público en estas circunstancias.
Como puede verse, una parte de los actores políticos y económicos de Corrientes recomienda “desensillar hasta que aclare” y son cautos a la hora de pronosticar cómo puede afectar al bolsillo del ciudadano común esta subida del dólar y esperan a ver si finalmente se traslada a los precios del consumo cotidiano.