La telemedicina crece en el país y ya se la usa hasta para atender casos de gripe

Spread the love

Además de los casos complejos que estudian a distancia en hospitales, crecen las consultas virtuales por problemas cotidianos.  “La tecnología se metió en las relaciones entre las personas. Se metió en cómo se conocen, cómo se enamoran, o cómo se casan. Así que la medicina no iba a ser una excepción a eso”. Quien lo asume es la cardióloga Florencia Rolandi. Tras una carrera que incluyó al hospital Italiano y la Fundación Cardiológica Argentina, ahora se volcó a la “mHealth” (salud móvil) y asesora a la Secretaría de Gobierno Digital del Ministerio de Modernización.

Médico online: presente y futuro de la telemedicina

El de Rolandi es un caso testigo. Cada vez más médicos e instituciones de salud recurren a la telemedicina, es decir, al uso de tecnología para atender a sus pacientes a la distancia. No es futurología, ni ciencia ficción. Hoy, más profesionales están disponibles a través de sitios web, mails, chats de WhatsApp, videollamadas y aplicaciones para celulares. Ni más ni menos que lo que todos usamos, a diario, para hablar con familiares o amigos.

La medicina móvil no se utiliza ya sólo para tratar a la distancia temas de salud complejos, sino para resolver consultas cotidianas. Por ejemplo, la empresa de servicios de emergencia Vittal la considera especialmente útil para el otoño, cuando aumenta el riesgo de sufrir gripe estacional: promueve que sus pacientes hagan una consulta “virtual” antes que ir a la clínica ante síntomas como tos, dolor de cabeza, malestares gastrointestinales, golpes y reacciones alérgicas-. “Cada vez existe una mayor conciencia mundial en torno a los beneficios de la telemedicina para minimizar los riesgos de contagio en las guardias, especialmente cuando se trata de enfermedades de tan fácil propagación como las patologías respiratorias”, sostiene la directora médica, María Valeria El Haj.