FMI y Gobierno acordaron préstamo por US$50.000 M

Spread the love

Incluye reducción del déficit, el stock de Lebac y una reforma de la carta orgánica del Bcra. Inflación del 17% para 2019, 13% para 2020 y 9% para 2021. El Gobierno finalmente llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por un préstamo de 50 mil millones de dólares bajo la modalidad Stand-by, durante 36 meses.
El anuncio formal se produjo anoche, con sendos comunicados de la Casa Rosada y el FMI. Luego de estos escritos, Nicolás Dujovne y Federico Sturzenegger brindaron más precisiones en una conferencia de prensa en el Centro Cultural Kirchner.
Dujovne resaltó que el acuerdo incluye una cláusula “inédita” en la historia entre el organismo y la Argentina porque “prevé eventuales relajamientos en la meta de déficit” para aplicar una porción del gasto a programas sociales. “Esta política fue recibida por el Fondo con mucho apoyo. Estamos mostrando algo novedoso”, aseguró.
Por su lado, el presidente del Banco Central admitió que se crecerá “un poco menos y vamos a tener un poco más de inflación de la esperada a comienzos del año”.
Desde el Gobierno argentino se informó que para asegurar una convergencia al equilibrio fiscal, las nuevas metas de resultado fiscal primario son: -2,7% del PBI en 2018 (vs. -3,2% con las metas previas), -1,3% en 2019 (vs. -2,2% antes), equilibrio primario en 2020 (vs. -1,2% antes) y superávit de 0,5% en 2021 (vs. 0% antes).
En el acumulado 2018-2021, esto significa una reducción acumulada del déficit de 3,1% del PBI, alrededor de u$s 19.300 millones. El nuevo sendero de convergencia fiscal permitirá que el ratio deuda pública a PBI comience a reducirse a partir de 2019, explica un comunicado. Para reducir la inflación el plan refuerza el esquema de metas con tipo de cambio flotante y fortalecimiento de la autonomía del Banco Central. Las metas de inflación son: 17% para 2019, 13% para 2020 y 9% para 2021.
Se estima que el costo del préstamo será de 1,96% mientras los desembolsos acumulados no superen los USD 8.480 millones, de 3,96% si los desembolsos acumulados superan ese monto, y 4,96% si el crédito vigente se mantiene por encima de ese monto por más de tres años.
“Felicito a las autoridades argentinas por haber llegado a este acuerdo. Como lo hemos destacado anteriormente, se trata de un plan concebido e instrumentado por el gobierno argentino y que pretende fortalecer la economía en beneficio de todos los argentinos”, dijo Christine Lagarde, Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional.
Dujovne señaló que con el objetivo de reducir en forma sostenible la inflación es necesario fortalecer la situación patrimonial del Banco Central que fue seriamente debilitada durante las últimas administraciones, por lo que se enviará al Congreso un proyecto de reforma de la Carta Orgánica para reforzar su autonomía.
Además, se llevará a cero el aporte monetario del Banco Central al Tesoro. Asimismo, el Tesoro se compromete a un programa de cancelación anticipada de Letras Intransferibles para que el Banco Central pueda, con esos recursos, reducir el stock de Lebac. Se incluye explícitamente el monitoreo de indicadores sociales y, por primera vez en la historia en un programa con el FMI, una salvaguarda que permite incrementar el gasto social si el gobierno argentino lo considerara necesario. Esto significa que en caso de que la economía no creciera como se espera, podrán realizarse ampliaciones de gasto focalizadas especialmente en los programas sociales.