Plantas de tratamiento de residuos: una solución para los basurales a cielo abierta

Spread the love

En el marco del plan provincial GIRSU, Corrientes avanza en el trabajo con los municipios a partir de la división en cinco regiones. Las celdas sanitarias con geomembrana vienen a ser el primer paso para avanzar en una política ambiental que vaya eliminando los denominados “basurales a cielo abierto”.

El gobierno provincial a partir del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), busca avanzar en una política ambiental seria y a largo plazo con el firme objetivo de terminar con los basurales a cielo abierto que existen en el territorio provincial.

Por ello, el gobernador Gustavo Valdés ha propiciado la firma de un convenio con todos los intendentes de la provincia, con el objeto de que el Ejecutivo Provincial le brinde la asistencia técnica y parte del soporte económico, para buscarle una solución definitiva a una problemática que es común en los 73 municipios que conforman Corrientes.

El Plan GIRSU funciona en el ámbito del Ministerio de Coordinación y Planificación, bajo el monitoreo del titular de la Cartera Horacio Ortega. Con el afán de encontrarle una solución a largo plazo a esta problemática que no reconoce límites ni jurisdicciones, es que se dividió a la provincia en regiones. Así hay seis regiones en las que se capacita a los equipos técnicos municipales con el objeto de que puedan concientizar a sus comunidades en la importancia de avanzar hacia la separación de los residuos y que comprendan la importancia de las plantas de tratamiento de residuos con contaminación 0.

Así se trabaja en las distintas cuencas que se han conformado: la metropolitana, la del Río Santa Lucia, la Centro Sur, la Humedal y la de la Tierra Colorada, con el firme compromiso de comenzar a darle solución a cada comunidad correntina.

Con un sistema novedoso y moderno, que cumple con todas las normas estipuladas mundialmente para evitar la contaminación de suelo y agua que generan los residuos en basurales a cielo abierto, es que se planifica la instalación de las mismas, bajo el monitoreo del instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA), la fundación ambiental alemana Manos Verdes y el control como la asistencia de la Secretaria de Ambiente de la Nación.

Con un norte claro, el de preservar el medio ambiente, teniendo en cuenta que Corrientes es una provincia ecológica con grandes atractivos naturales, es que se puso énfasis en acciones que protejan a nuestros humedales. Con proyectos que prevén plantas impermeabilizadas con geomembranas que evitan la contaminación del agua y la separación de los residuos para la deposición final de los residuos es que se podrá darle una nueva impronta a la labor de preservar el medioambiente.

El plan provincial GIRSU viene a ser una solución para atacar los problemas de contaminación que actualmente se produce en Corrientes, y es un paso adelante en la política a largo plazo que desarrolla el gobierno provincial pensando en el futuro de los residuos.