Le desfiguraron la cara de un ladrillazo por ser gay: podría perder un ojo

Spread the love

Aberrante y repudiable hecho de homofobia. La víctima está internada en terapia intensiva. Denuncian que la Policía no quiso tomarle la denuncia a la familia y que protegió la casa del agresor cuando fueron a escracharlo.

Un hombre de 38 años, salió de su casa el miércoles pasado para ir a la panadería, cuando fue atacado por un vecino que lo golpeó con un ladrillo en la cabeza. Según relataron sus familiares, el agresor, Daniel Manuel Zelarayán, lo hostigaba hace un tiempo por su condición sexual. Sucedió en Tucumán.

Por la brutal golpiza, Juan terminó con la cara desfigurada, sangrado intracraneal y múltiples puntos de sutura en la cabeza, el interior de la boca y corre riesgo de perder el ojo izquierdo. Por la gravedad de sus heridas tuvo que ser llevado a terapia intensiva y se encuentra internado en el Hospital Padilla de Tucumán.

Según un comunicado emitido por la Federación Argentina LGBT, la familia de Juan fue hacer la denuncia en la Comisaría 10ª, pero no quisieron tomársela. Sin embargo, la policía sí defendió la casa del agresor cuando un grupo de vecinos fue a increparlo.

“Denunciamos esta agresión motivada por el odio a la diversidad sexual y acompañamos a Juan y a su familia en este duro momento, tanto para que reciba la atención médica que corresponde como en los trámites de denuncia penal ante la Justicia. ¡Al clóset no volvemos más!”, señaló la Federación Argentina LGBT en el documento, según publicó Minuto Uno.